Touch éclat de YSL

¡Hola guaposas! Que rápido pasa el tiempo, cuando nos queramos dar cuenta ya estamos en navidad 🙂

Hoy quiero haceros la reseña de un producto mítico en la historia del maquillaje: Yves Saint Laurent Touche Éclat. Es un best seller de la marca y se rumorea que se vende uno cada 10 segundos. Nació hace más de veinte años, y fue creado por Terry de Gunzburg, la posterior creadora de la marca By Terry.

¿Qué es?

Lo más importante para que te guste éste producto, es tener claro su función. No es un corrector de ojera, es un iluminador. Si queremos usarlo como corrector, hay miles de productos que nos harán una función mejor, pero éste producto se nos quedaría corto, porque no cubre lo suficiente como para corregir el color de la ojera.

Su función es iluminar determinadas sombras del rostro, pero teniendo en cuenta que no tiene glitter o brillos, por lo que conseguiremos un resultado más natural. Además, es un producto que desde la firma recomiendan para retocar nuestro rostro después de varias horas maquilladas. El objetivo de Yves Saint Laurent es conseguir un acabado fresco y luminoso, haciendo hincapié en darle luz a nuestro rostro.

Las zonas que queremos iluminar son:

❤ Debajo de la ceja: Hará que nuestros ojos parezcan más despiertos y que el párpado esté más levantado. Este paso es muy importante sobre todo si tienes arrugas, ya que hace un efecto de ‘lifting’.

❤ Por encima del hueso del pómulo: Gracias a su aplicador, hago unas líneas (como si fuera un cherokee :P) y difumino con el dedo con pequeños toquecitos. Como ya os comenté antes, al no tener glitter en su composición, el resultado es muy natural y la luz parece que saliera de dentro.

❤ Lagrimal: Como el aplicador termina en punta, es fácil colocar producto en zonas estratégicas. Con ésto, haremos una mirada más abierta. Para éste paso, me gusta más usar una sombra que un iluminador en crema, pero todo es cuestión de gustos 🙂

❤ Arco de cupido del labio: Es una forma de agrandar el labio superior, y que nuestros labios parezcan más gruesos y carnosos. Es un paso rapídisimo pero que marca la diferencia, sobre todo si tenéis unos labios finitos como los míos 🙁

He intentando mostraros en esta imagen donde deberíamos usar el iluminador para realzar nuestro rostro.

Envase

Como se observa en las fotos, no puede tener un diseño más bonito y elegante. Tiene un formato tipo boli. En su parte inferior, tiene un botón que cuando se presiona sale producto en la parte superior, en forma de pincel. Puede resultar un poco antihigiénico el pincel ya que las brochas las lavamos más a menudo, pero es que este pincel también se puede lavar perfectamente.

 

Más información

Tiene un tamaño de 2.5 mL y una caducidad de 12 meses. Está disponible en 8 tonos. Mi tono es el 2 y para que os hagáis una idea, soy NW20-25 en Mac.

Opinión

Es un iluminador que recomiendo si os gusta un resultado discreto porque si os gusta un resultado más evidente, no os encantará. Creo que es un producto que o lo amas, o lo odias, y sobre todo creo que se odia porque se usa para corregir la oreja y no para iluminar. Es un producto caro, pero os durará muchísimo porque se usa poquito, y porque se aprovecha muchísimo gracias al pincel. Podéis encontrar otras copias como éste de La Roche-Posay, y yo las he usado antes de probar el Touche Éclat, pero el resultado que consigo con éste producto no lo he logrado con ninguna copia, así que si os queréis dar un capricho, no os defraudará.

¿Lo habéis probado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *