Neceser en el Camino de Santiago

Las fronteras empiezan a abrir, ya podemos viajar con más seguridad, y con todo ello, mucha gente se anima a hacer el Camino de Santiago, esa tarea pendiente de tanta gente. No lo digo por gallega, sino porque es una realidad: el camino de Santiago, lo hagas por el motivo que lo hagas, tiene una magia especial que poca gente puede olvidar. Si este año te has animado y estás pensando en tu neceser… Te ayudo!

Primero… cuanto menos peso, ¡MEJOR! Olvídate de los por si acaso y mete sólo lo necesario. En cuanto a ropa, asume que tendrás que lavar ropa cada día para así tener menos peso. Con el neceser pasa muy parecido, lleva lo esencial. Si luego necesitas algo, lo podrás comprar durante el camino, pero al final el ser humano ha nacido para adaptarse, seguramente te apañes con los básico. 

Primero me gustaría explicarte cual suele ser la dinámica cuando se hace el camino: 

6.00 – 7.00 AM: madrugar para empezar a caminar en la mañana. 

Durante la mañana, paradita para un café, vermú o lo que necesites. 

13.00 – 15.00: deberías ya estar llegando a tu albergue pues, si es público, puedes no tener sitio. Come en el pueblo en el que duermas.

15.00 – hasta que el cuerpo aguante: ducha, lavar ropa, ocio, turismo local, descanso. 

Aunque esto suele ser lo común, cada persona decide el camino que quiere hacer. 

Higiene

Mi consejo es que lleves una pastilla de jabón que te valga para el cuerpo y para el pelo; o, dos pastillas cortadas por la mitad que puedas guardar como si fuera una. Esto ocupará menos, no tendrás riesgo de que se te vierta, pesa menos, dura más  y también la podrás usar para lavar ropa. A mí me gusta mucho el de Foami “Shake your coconuts”

Pasta de dientes mini, siempre, a compartir con la(s) persona(s) con la(s) que vayas. 

Aceite/serum. Pensé muy mucho en si esto era un básico o no, pero realmente sí lo es. Eso sí, tan sólo un producto de peinado/hidratación. El pelo con el sol, el cambio de aguas y demás, sufre mucho. Si quieres evitar llevar “el gato muerto” en el moño, llévalo. Si tienes el pelo lacio y poco sufrido, obvialo. 

Desodorante. Lleva el más pequeño que te funcione. En el camino se suda y eso a veces nos hace pasar malos ratos. 

Para higiene ya no necesitas nada más. De verdad. 

Cremas

Esencial la crema de sol. Y es donde te diré que no escatimes y que lleves la necesaria, para el cuerpo y para la cara. Yo uso la de Nivea Sun Protect & Refresh. No deja sensación pegajosa y protege un montón. 

crema nivea

Crema de cuerpo no es esencial durante el camino. Te diría que llevases alguna muestra de crema hidratante si tienes, pero sería el único formato que te aconsejaría. 

Maquillaje

Lápiz de ojos negro que se vaya con agua y jabón. Suficiente. Entiendo que a veces nos gusta lucir monas, pero seguramente esto no sea prioridad. Un lápiz de ojos apenas ocupa y pesa y nos podrá servir también para pintar conchas, escribir, pintarnos brazos… Porque sí, en el camino se hacen cosas que no sueles hacer. 

Y, aunque no iría en el neceser, no te olvides de llevar un pequeño costurerito (si te salen ampollas, lo agradecerás), tiritas y alguna pastilla para el dolor. Tu mochila debe pesar menos del 10% de tu peso, por lo que todo cuenta. Sé minimalista, pues tendrás que cargar tu casa durante días. 

¡Bo camiño! ¡Ultreia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *