Lancôme Hypnôse Doll Eyes Máscara

¡Hola guaposas! Ya estamos terminando agosto, cualquier día que nos levantemos ya es Navidad, pasa rapidísimo el tiempo.

Cuando me da por una marca, soy un poco cabezona y empiezo a fijarme en todos sus productos, en este caso, la elegida para mis antojos es Lancome Como me gustó tanto la máscara de pestañas de Lancôme, cuando mi hermana vino a pasar unas semanas a mi casa, me ‘apropié’ de su neceser y probé todas las cosas nuevas que traía (suerte de hermana, lo sé xD). Así conocí ésta máscara de Lancôme Hypnôse Doll EyesEn esta reseña, os hablaré de esta máscara y a la vez os la compararé con la Grandiôse.

El packaging es muy elegante, como ya nos tiene acostumbradas Lancôme. Vienen dibujadas unas florecillas, a lo largo de todo el tubo. Son en color gris, que contrastan con el color negro de la máscara. Para mi gusto, tiene un formato más ergonómico que la Grandiôse ya que que ésta tiene el culete un poco gordo y es más complicada de colocar.

Una vez que la abrimos, nos encontramos con un goupillon muy curioso. Va de menos a más. Con este tipo de goupillon, lo que queremos conseguir es alcanzar todas las pestañas, sobre todo las de los extremos. Es decir, con la parte del extremo más ancho, lo que hacemos es maquillar las pestañas centrales, mientras que con el otro extremo, aprovechamos para maquillar las pestañas de los extremos, que al ser más pequeñas o estar en una zona de más difícil acceso, son las que siempre pasan más desapercibidas.

El objetivo de esta máscara de pestañas es conseguir unas pestañas de muñeca, y el objetivo está conseguido. Como podéis ver en las fotos, se me ven unas pestañas muy largas, rizadas y bastante separadas. La fórmula de esta máscara me ha gustado más que la Grandiose, ya que la he notado menos líquida y de primeras, no he tenido el típico problema de que se junten las pestañas y queden como patas de araña. Así que en definitiva, el resultado no es para chicas que busquen unas pestañas discretas o para diario, yo la reservaría para looks más dramáticos.

Como ingredientes, destacan los polvos de nylon que sirven para no apelmazar las pestañas.  Como detalles técnicos, tiene una caducidad de seis meses y un volumen de 10 mL.

Por último, la podemos encontrar en tres colores:  So black, black noir  y marrón. En mi caso, la elegida es so black, ya que las puntas de mis pestañas son un poco claritas.

♥ Curva mis pestañas sin necesidad de usar previamente un rizador

♥ Separa las pestañas sin apelmazarlas

♥ No deja residuos a lo largo del día

♥ Es respetuosa con el ojo.

En resumen, y si tengo que elegir una ganadora entre Doll Eyes y Grandiôse, elijo ésta última porque el resultado y la aplicación me han gustado más, aunque ambas me han encantado, porque aportan todo lo que necesito cuando busco que destaquen mis ojos.

¿Qué máscara elegiríais? 

Besos ♥

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *