Favoritos terminados

Hoy quiero hablaros de cuatro productos que se me han acabo durante la cuarentena y que, sin duda, se han hecho un hueco en mi armario de básicos que siempre uso. Seguro que alguno os suena!

Agua micelar de Bioderma

Es una de mis favoritas y, aunque a veces vaya probando otras, siempre vuelvo a esta. Concretamente, uso la específica para pieles sensibles (tapón rosa). La función de las aguas micelares es la de limpiar la piel de las impurezas del día a día. Yo la uso cada mañana y cada noche, antes de aplicarme la hidratante. Deja una sensación muy fresca y limpia en la piel. Yo retiro con un algodón y luego me lavo con agua, pues soy de las que si se enjuaga, pues no deja de ser un «jabón».

Aceite Bio Oil

Quien no conoce este aceite? A mí ha sido el único que me ha matizado las estrías (ojo! no eliminado, eso no lo consigue ningún producto). Gente de mi alrededor que ha tenido hijos también ha utilizado este producto en el embarazo y coinciden en que es uno de los mejores del mercado. También va genial para tratar zonas secas del cuerpo o posibles irritaciones. Además, tiene un olor muy característico que, personalmente, me encanta.

Bruma hidratante

body mist hand chemistry

Lo que ha cundido este producto! Llevo años usándola para hidratarme después de la ducha cuando voy con prisa y hace calor. En invierno es un producto que me cuesta usar. Y hoy ha dicho que «hasta aquí». Me gusta por lo sencillo que es usarlo y lo rápido que consigues hidratarte. Esta es mi favorita porque no había probado ninguna otra, pero ahora que veo que el sistema me convence para estas fechas me voy a animar a seguir probando este formato.

Oil Miracle de Schwarzkopf

BC oil miracle 1

Y me falta el último favorito que me dice adiós, que es un archicitado en este blog tanto por emeditarraneo como por mí. Qué habría sido de mi cuarentena sin este producto? Justo cuando cerraron todo mi pelo ya había dicho «hasta aquí» y necesitaba un corte urgente, pero todo fue tan rápido que al final ni tiempo me dio. Dos meses con «estas lanas» habrían sido horribles si no hubiese tenido el sérum en aceite de Schwarzkopf. Era con el único que me podía peinar sin tirones ni arrancarme media cabellera. El único con el que el pelo estaba manejable y vistoso. El único con el que podía llevar el pelo suelto. Es que es una maravilla de producto que creo que todo el mundo tiene que tener en su armario, pues es un sérum salvavidas.

Así que… botes directos al reciclaje y en camino los hermanos! Nos vemos en la próxima!

Mua!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *