Batidos para adelgazar: Te lo explicamos todo (Comparativa)

Si has llegado hasta aquí es porque buscas batidos para adelgazar, de modo que ya sabes que el peso se pierde en la cocina antes que el gimnasio (aunque te invito a que hagas ejercicio por salud). Supongo que estarás harta de leer chorradas, asi que te explico qué opciones tienes, por qué escoger cada una, y dónde puedes comprarlas.

Queal: El batido sustitutivo de comida que recomiendo

Queal es un batido que viene envasado al vacío, como polvo, que se mezcla con agua, se agita y se bebe. No está pensado como batido para adelgazar, sino como sustitutivo de comida, pero el aporte de macro y micronutrientes está muy logrado, con las cantidades diarias recomendadas por la OMS, y un origen controlado de los nutrientes. Cada bolsa tiene unas 2100 Kilocalorías, (equivale a la ingesta promedio de un adulto por día) por alrededor de unos 6€, lo que equivale a 2€ por comida, aproximadamente. Además tiene muchos sabores, y el de chocolate está especialmente rico, me encanta. Viene también con bote para consumirlo, y un cacito para controlar la cantidad.

¿Por qué es Queal mejor que otros batidos?

Porque por el precio que tiene (barato, comparado con los batidos específicos para adelgazar) tienes un alimento completo, rápido de preparar y consumir y del que es muy fácil controlar las cantidades. ¿Quieres adelgazar? Pues en lugar de tomar una ración, tomas algo menos. Tan simple como eso. Si lo combinas con ejercicio ligero, tienes el combo-breaker. De los batidos sustitutivos baratos, es claramente el mejor.

Yo, por ejemplo, empecé a tomarlo para sustituír todas mis “comidas basura”, y porque, la verdad, me da pereza cocinar. Ahora lo tomo siempre al desayuno, y de vez en cuando también como cena.

La mayoría de la gente que engorda lo hace por una combinación entre malos hábitos alimenticios y falta de ejercicio (más lo primero que lo segundo), de manera que yo creo que esta es la solución ideal. En lugar de comer comida rápida o procesada, te tomas uno de estos batidos, y te haces al menos una comida sana al día (unas lentejas, un caldo, una ensalada, hay miles de recetas sanas, vamos).

¿Dónde se puede comprar Queal?

Puedes comprarlo en su página web, aquí.

Otros batidos para adelgazar alternativos a Queal

Obviamente Queal no es el único, existen otros batidos sustitutivos de comida que también merecen la pena. Veamos una comparativa de productos.

De concepto similar a Queal y que envíen a España tienes Futricio y Purition. De sabor sólo conozco Purition y Queal, asi que si alguien prueba Futricio, que avise de la experiencia. Como podéis ver en la tabla los he clasificado por diversos criterios. La mejor relación calidad/precio es claramente la de Queal, y el producto nutricionalmente mejor conseguido es Purition, ya que la mezcla está hecha con alimentos triturados, lo que genera un producto de mayor calidad, pero el problema es que sube demasiado el precio, llevando cada ingesta hasta los 7€. Quien no tenga problema en gastar tanto, que no se lo piense. A los demás les recomiendo Queal.

Productos descartados

Hay muchos otros batidos para adelgazar que hemos descartado. Incluído en la tabla sólo hemos puesto Bimanán por dos motivos. El primero es que hay una tabla nutricional completa disponible en internet, con porcentajes, cantidades y demás, y el segundo, es que es muy famoso, pero ojo, Bimanan tiene ingredientes de muy mala calidad, y una cantidad de azucar excesiva. En una situación similar se encuentran Optifast y Siken, con ingredientes de calidad dudosa y con menos información si cabe. Los productos de Herbalife y de Bicentury (otros que tal bailan con el azúcar) van incluídos en el saco. No deja de resultar llamativo que son los más famosos.

Descartados: Bimanán, Optifast, Siken, Bicentury, Herbalife.

Barritas para adelgazar: También son una opción

Las barritas para adelgazar también son una opción. Actualmente en el mercado sólo recomendaría WundrBar de Queal y Twennybar, de Joylent. Hay muchas otras barritas en el mercado pero sinceramente abusan muchísimo del azúcar. La barrita de Queal tiene hasta un 5% de azúcar y la de Joylent algo más, pero están en proceso de bajarlo.

De forma similar a como ocurre con los batidos, ambas marcas basan la composición de las barritas en estudios científicos, y son equilibradas, aunque al ser barritas contienen un porcentaje menor de kilocalorías que deberías tener en cuenta (típicamente suponen el 20% del aporte nutricional diario), entre otras cosas porque el precio por Kcal es más caro que los batidos,

Qué no van a hacer los batidos por tí

Adelgazar por ti. Si tomas estos batidos pero sigues comiendo algo de comida basura todos los días, no tiene mucho sentido. Tampoco lo van a hacer de hoy para mañana, o si no haces absolutamente NADA de ejercicio.

Tampoco se recomienda sustituír todas las comidas. Los nutricionistas admiten que hay cosas que desconocen, asi que aunque teóricamente podrías hacerlo, se recomienda tomar al menos una comida normal (no basura) al día, aunque solo sea por si acaso. Se han hecho pruebas sin mostrar efectos secundarios, pero yo haría caso a alguien que dedica toda su vida a estudiar algo.

¿Para qué carajo sirven entonces? Te preguntarás. Pues para sustituír la mierda que comemos. En lugar de un Kebab, una Pizza o demás, te tomas esto en una o dos comidas al día, y la tercera te haces un pescadito, una carne a la plancha o lo que sea. Algo que sea sano. Lo combinas con algo de ejercicio y si eres constante lo normal es que notes los cambios progresivamente. Evidentemente si estás todo el día sentado, te tomas un batido por la mañana y a la hora de comer te tomas un Kebab, algo de McDonalds o un producto para microondas, lo normal es que te quedes como estás.

Por qué un sustitutivo de comida es mejor que un producto específico para adelgazar

Los productos sustitutivos de comida son simplemente eso. Si te tomas un batido de Queal, ni vas a hacer una dieta hiperproteica ni gaitas en vinagre. Te vas a tomar lo que la Organización Mundial de la Salud considera las cantidades diarias recomendadas (CDR). Además, estos productos no te dan plazos, porque, en realidad, no hay ningún plazo para adelgazar.

¿Te suena el efecto yo-yo? Consiste básicamente en que haces dieta, “acabas” la dieta, y vuelves a engordar. Es bastante evidente, si te paras a pensar en cómo está diseñado nuestro cuerpo, para sobrevivir. Si alteras las CDRs que ingieres para forzar la pérdida de peso, en cuanto vuelvas a comer normal, tu cuerpo interpreta que esa situación normal puede ser, en realidad, excepcional, y hará acopio de aquellos nutrientes que les has negado previamente.

Así que no te queda más narices que cambiar tus hábitos alimenticios para siempre. Yo sé que jode leer esto, pero es lo que hay. Tu cuerpo es el que es, un producto de millones de años de evolución, y funciona como funciona. Los sustitutos de comida no engañan a tu cuerpo, suplantan las malas elecciones alimenticias, los productos de adelgazamiento hacen ambas cosas, suplantan tus elecciones alimenticias y además alteran el aporte nutricional normal, creando un efecto yo-yo que sufrirás en el futuro. Tomar los sustitutos indefinidamente (siempre que no suplantes todas las comidas) no debería traerte problemas, pero eso no lo puedes hacer con dietas alternadas (hiper-hipo-lo-que-sea) porque te juegas la salud.

Resumen de todo lo que necesitas saber

  • El mejor batido en calidad/precio es Queal, por la calidad de los ingredientes, Purition.
  • Sustituye como máximo 2 comidas al día “por si acaso”. Hay elementos que ingerimos que no está claro la función que producen, asi que haz al menos siete comidas a la semana que tengan carne, pescado, legumbres, etc. Busca recetas sencillas si no sabes cocinar o te da pereza.
  • Estos batidos siempre serán mejor que la comida basura, pero anulas su efecto si sigues tomándola, además de los batidos. Tienes que renunciar a la comida basura para que los batidos sirvan de algo. Atacan el factor vagancia (a cocinar, a controlar las cantidades y el origen de lo que se come) pero no hacen todo el trabajo.
  • El ejercicio tiene menor impacto en el peso que la comida, pero esto no significa que no debas hacerlo. No tienes que matarte, pero haz algo. Busca rutinas sencillas que puedas hacer en casa (calisténicos, freeletics, etc) y que sean sobre todo aeróbicas.
  • Mentalízate que esto es por un tiempo indefinido.