Exfoliante Visibly Clear Pink Grapefruit de Neutrogena

¡Hola hola! ¿Qué tal la entrada en el otoño? Aquí, aunque sigue haciendo solecito, ya empezamos a notar cómo los días son más cortos y el fresquito empieza a aparecer, a los pocos.

Un producto básico en mi ducha siempre es un exfoliante, y aunque hay uno que me encanta y me conquistó desde el primer momento, el Collistar Speciale Perfect Body, siempre me gusta tener de mano alguno en otro formato para poder aplicarlo de forma más rápida, porque el que os enlazaba necesita más tiempo de aplicación (aunque la diferencia sea de minutos, cuando vas con prisa, se nota 🙂 )

Por eso ha llegado a mis manos el exfoliante de pomelo rosado de Neutrogena. Esta marca lleva muchos años en nuestras manos, ni más ni menos que desde 1930, y nació principalmente para poder cuidar nuestra piel ante temperaturas muy drásticas. Seguro que muchas de vosotras al pensar en Neutrogena recordáis aquellos anuncios en la nieve… Y es porque tiene una composición perfecta (y única) para tratar las pieles ante el frío.

El exfoliante Visibly Clear pink grapefruit de Neutrogena es un gel granulado que limpia en profundidad, regenera la piel y ayuda a eliminar manchas. Su utilización es muy sencilla, como casi todos los exfoliantes: con la piel húmeda, aplicamos una nuez frotando suavemente por todo el cuerpo para finalmente aclarar.

Su olor es muy frutal y agradable y su textura es gelatinosa. No nos costará nada extender y distribuir el exfoliante por todo el cuerpo, pues no es de esos típicos exfoliantes que parece que te estás untando arena. Los granos se sienten pero no lastiman, y rápidamente empiezan a deshacerse.

Originariamente este es un exfoliante de uso facial y diario, pero yo también lo estoy usando para el cuerpo, pues al tener la piel sensible a menudo encuentro mejores resultados usando productos en el cuerpo que realmente son para la cara. En la cara también lo uso, por supuesto, así en una sola ducha ya quedo completamente exfoliada.

Es un producto que me ha gustado mucho. Me ha dejado la piel muy suave, nada reseca ni lastimada y con sensación de frescura, que en esta época bien se agradecía. Como os decía, su aplicación es muy sencilla, llegando de sobra una nuez de producto para cuerpo y cara, por lo que sus 250 mL cunden muchísimo (de hecho, llevo dos meses usándolo y aún queda para al menos otros dos). En mi caso, aunque es de uso diario, yo lo uso una vez por semana.

Nos vemos la próxima semana!

Mua ♥

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *