Remedio para piernas cansadas

¡Hola hola! ¿Qué tal? ¿Cómo va el inicio de verano? Por aquí tormentoso… Parece que el verano no quiere acabar de asentarse y hoy nos despertamos con muchísima lluvia, pero confío en que pronto podamos disfrutar de Lorenzo en la playa.

Hace algo más de un mes fui a una boda en la que, por cierto, me lo pasé pipa. Cuando llegué a casa y me descalcé mi primera pregunta fue: “¿Dónde están mis tobillos?”. Me habían hinchado tanto los pies y los tobillos que no había diferencia entre pierna y pie. Reconozco que me asusté un poco porque en la vida me habían hinchado los pies, pero asumí que podía ser normal por estar tantas horas de pie con un calzado que, quizá, no era el más adecuado para tanto trote.

Esa misma noche me remojé los pies en agua fría y al día siguiente ya estaban casi en su tamaño natural pero, desde esa, decidí que tenía que tener alguna crema a mano para refregarme cuando sintiese los pies o las piernas pesadas. Y fue así como Topvet Hemp Seed Oil llegó a mi vida.

La loción para piernas cansasas Topvet Hemp Seed Oil es una crema con aceite de cáñamo que, por si no lo sabéis, es una variedad de la planta cannabis, algo que, sinceramente yo desconocía. Cierto es que al verlo en la web ya se ve la foto, pero yo no fui consciente hasta que no lo abrí y vi la planta en el packaging. Gracias a un lado, esta crema pretende descongestionar, refrescar y activar la circulación para evitar el hinchazón y la pesadez.

El olor de esta crema es peculiar. Es un olor amaderado, de esos que a mucha gente no les gusta pero a otra les encanta y que, aunque te laves las manos, deja un pequeño halo que hace tenerlo presente, por lo que si repudias el olor, te va a ir mal. A mí no me parece del todo desagradable, aunque al principio no me gustó nada.

Es de color marrón, es más, parece maquillaje, pero a la hora de aplicar se convierte en una crema normal. Yo lo guardo en la nevera para que esté más fresquita, y la verdad es que se nota mucho, porque la sensación es mucho más refrescante.

La hinchazón no baja al momento, pero sí que notas las piernas más relajadas, es una maravilla echarse esta crema y sentir como las piernas van perdiendo la pesadez de estar todo el día cargadas. No es milagrosa, pero sí que se nota diferencia cuando la echas a cuando no. Yo me he viciado un poco y reconozco que me la echo todas las noches al llegar a casa, es una gozada.

Aconsejo mucho esta crema para mejorar la circulación y aliviar la pesadez de piernas. Aconsejo usar y también un buen exfoliante para los pies, pues unos pies cuidados duelen mucho menos que unos pies con durezas y/o otros problemas. Yo os aconsejo el exfoliante para pies Collistar Special Perfect Body., que ya sabéis que es una crema que me gusta mucho.

♥¡Feliz verano! ♥

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *