Lo mejor de… Nars II

¡Hola guaposas!

Como os prometí en la anterior entrada, por si os la perdisteis, la podéis encontrar aquí, aquí llega la segunda ración de entrada de una de mis marcas favoritas, Nars. Así que, no me entretengo mucho y ¡comenzamos!

★ Sombras de ojos

Las sombras de Nars no son muy famosas, pero no lo entiendo, porque me parecen de las mejores sombras del mercado. Las podemos encontrar en varios formatos: individuales, por pareja y en paletas. Además, también tienen en formato crema pero esas no las he probado.

Son sombras muy pigmentadas, sedosas y que se difuminan muy bien, tanto mates como sombras con brillo. Tienen una variedad de colores alucinante y colores que no vas a encontrar en otras marcas, porque tienen brillos indescriptibles. Son fáciles de trabajar y lo que más me gusta de estas sombras es:

  • La alta pigmentación de las sombras mates que no suele ser lo normal, porque lo típico es que las sombras con brillo pigmenten bien pero que las mates flojeen, con estas sombras no pasa, pigmentan todas igual de bien, tanto con el dedo como con la brocha.
  • Los brillos de las sombras no se pierden al difuminar ni se caen en la ojera.

★ Lip Pencils de Nars

Puede que me repita un poco, pero son una pasada 😛 En mi caso, tengo poquito labio superior, por lo que me cuesta pintarme los labios y que quede bien, pero gracias al formato de estos labiales, es muchísimo más fácil porque hace a la vez de labial y de delineador de labios. Además de tener tonos para aburrir, la textura es muy buena, nada pesada, y duran muchísimo para no ser labiales fijos. Es un labial muy práctico para llevar en el bolso y poder retocarte si quieres, aunque los que yo tengo, apenas tengo que retocar porque tienen una buenísima duración. Mi favorito es el Cruella, me parece el rojo perfecto.

★ Mascarilla Aqua Gel Luminous

O también llamada mascarilla milagrosa. Es una mascarilla que casi no la considero una mascarilla. Os cuento 🙂 Es tan ligera que yo la uso de dos formas:

  • Por la noche, como mascarilla sin tener que retirarla. Aplico una capa más generosa y la dejo toda la noche actuando. Al día siguiente me lavo la cara con mi gel normal.
  • Como paso previo a la hidratante, en días que quiero que el maquillaje me dure más y/o mejor o tengo la piel más deshidratada o reactiva.

En la primera de las opciones, lo que consigo al día siguiente es una piel muchísimo más hidratada y sin rojeces, y no grasa. En la segunda opción, consigo un resultado más bonito en la piel, como si la textura de mi piel fuera más fina o suave. Os recomiendo que la probéis porque creo que no os desfraudará.

¿Qué os gustaría probar?

Besos <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *