¿Qué dieta fácil para adelgazar puedo hacer?

Antes de comentarte nada sobre dietas fáciles, decirte que una dieta fácil no equivale a una dieta rápida. Aclaramos esto porque las dietas rápidas son peligrosas. Dicho esto, sí, existen las dietas fáciles. Vamos a explicarte los antecedentes, las opciones que tienes, y dónde comprar y comparar.

Por qué una dieta fácil

Básicamente la mayoría de la gente falla con las dietas en la constancia. Mucha gente no tiene la suficiente fuerza de voluntad para planificar una dieta todas las semanas, o el abanico de cosas que saben cocinar es muy reducido. Si has leído por otros blogs, da la impresión de que vayas a hacer una dieta que alucinas de hoy para mañana. Tú y yo sabemos que eso no va a pasar, asi que lo mejor es ir poco a poco. Mientras no sabes planificar o cocinar como es debido, es decir, durante el proceso de aprendizaje, lo mejor es que uses batidos sustitutivos de comida (luego te explico cuales sí y cuales no). El esquema del proceso quedaría algo más o menos así.

Dieta fácil

Es decir, en la fase uno, mientras tienes dificultades para planificar tu dieta usas los batidos como apoyo, sustituyendo toda esa comida que sabes que no es sana. Estos batidos son nutricionalmente mucho mejores que la mayoría de productos con refinados del supermercado. No recomiendo más de dos batidos por día, ya que hay que mantener la mandíbula activa, y hacer trabajar al sistema digestivo (los nutrientes vienen “a pelo”, no como en los alimentos normales). En la fase dos se supone que es cuando realmente ya estás aprendiendo a planificar y cocinar sano, de modo que los batidos sólo se consumen en aquellos momentos en los que no te queda más remedio´, y comerías algo de comida rápida.

En la fase tres se entiendo que los batidos ya no son necesarios. Podrás planificar y cocinar sano, de forma que sólo los tomarás por gusto (el sabor a chocolate está rico) o de forma muy ocasional, como un día que no tienes ganas de cocinar y sabes que te tomarías una pizza. Aquí es donde usarás las dietas que te voy a mostrar luego.

Qué batidos usar

Puede que la tabla superior parezca poca cosa, pero han sido muchas horas analizando productos para quedarme con esos tres. He puesto también Bimanán para que puedas comparar, y porque es quizá el producto sustitutivo de comida más famoso.

Lo importante de esta tabla es que te quedes con tres cosas:

  • El batido con mejor calidad/precio es Queal. Futricio es similar pero los ingredientes de Queal tienen un origen de mayor calidad, aunque el reparto de macro y micronutrientes sea muy similar.
  • El mejor producto es Purition. Su precio es bastante más elevado (aunque similar a casi todos los sustitutivos del mercado), pero la calidad de los nutrientes que tiene es fantástica. Es lo mejor que hay en el mercado, en mi opinión. Además está más enfocado al adelgazamiento que Queal, ya que la cantidad de Hidratos de Carbono que trae es inferior.
  • Bimanán, y básicamente todos los sustitutos famosos del mercado, como Optifast, Siken, Bicentury, los batidos de Herbalife y demás, no sólo es que tienen un origen de componentes muy pobre, es que abusan del azúcar una barbaridad. Aléjate del azúcar si quieres adelgazar.

Así pues, ¿cual es mi consejo? Compra purition si puedes. Si ibas a comprar otros sustitutivos, no te lo pienses, el precio es similar y es un producto mucho más conseguido. Si te preocupa más el precio, compra Queal. No es que haya una diferencia abismal en calidad, pero el contenido de carbohidratos de Queal es mayor, porque no es un producto pensado para adelgazar, sino un sustitutivo sin más. Te puede ayudar, pero tienes que tenerlo en cuenta a la hora de hacer tus platos, o repartiéndolo en más ingestas. Futricio es similar a Queal, pero también está disponible en Amazon, por si te da pereza comprar en la web de Queal.

Si quieres investigar más sobre este tema, también escribí esta comparativa de productos para adelgazar.

Que dietas seguir

Bueno, como supongo que no es el primer blog que lees, habrás observado que aquí ya es el despiporre. Aquí cada uno te dice una dieta diferente. Que si la dieta del limón, la de la pata coja o la del pino-puente. La pregunta que habría que hacerse sería ¿Qué es lo que dice la ciencia que funciona? Y entonces te pasarías dos meses leyendo en Pubmed, pero aquí vengo yo, como un mesías que desciende de los cielos, para ahorrarte horas de lecturas de aburridos artículos científicos.

Bien, lo primero que hay que darse cuenta es que los científicos no “construyen dietas”, ellos lo que hacen es investigar cómo actúan ciertos elementos. Con esto, los dietistas buscan alimentos que contengan estos elementos y entonces es cuando “construyen una dieta”. Como sabemos que si te pongo una rueda de alimentos y te hago una lista no te vas a hacer la dieta (que nos conocemos, querido lector) intentaremos buscar dietas pre-hechas que se ajusten a lo que estos artículos sugieren.

Antes de nada: Ojo con el efecto Yo-Yo

Al principio del artículo te decía que las dietas rápidas pueden ser peligrosas. No solo eso, muchas veces producen un efecto rebote, o efecto Yo-Yo. Resumiendo mucho, si metes al cuerpo en un estado de privación nutricional agresivo, una vez que vuelves a una dieta equilibrada, el cuerpo lo interpretará como una situación excepcional, y empezará a acumular aquello de lo que fue privado, en previsión de que vuelva a suceder. Por eso es importante que lo hagas poco a poco, también que uses alguno de los batidos que te dije, que están equilibrados, y no las marcas más famosas.

Elementos a tener en cuenta en todas las dietas

No comas si no tienes hambre. Para cuando sientas que te has saciado. No es una tontería, muchísima gente come sin hambre y sigue comiendo por gula, en lugar de parar. Esto se aplica a todas las dietas.

Tampoco te pases con las raciones. He observado (y bueno, dicen también los nutricionistas) que la gente no es consciente de lo grandes que son las porciones que toman. Evidentemente, si haces una dieta cojonuda pero comes como si fueras Obelix con la Marmita, mal asunto.

Dietas comprobadas científicamente

Bien, entramos en vereda. Aquí hay que tener cuidado, porque hay bloggers famosos citando dietas basadas en lo que llamamos en ciencia “potato research”, es decir, artículos científicos de mala calidad, con metodología deficiente, etc.

Recuerda también que las dietas, en sí mismas, no son fáciles. La facilidad se encuentra en sustituír la vagnacia y las dificultades para cocinar, planificar y comprar los productos adecuados por los batidos que te he dicho, que te darán un aporte nutricional equilibrado, en lugar de la Pizza, el Kebab o el precocinado para microondas que te tomarías, porque ese día no podrías/querías seguir la dieta.

La dieta mediterránea:

Ya lo sé, la has escuchado hasta en la sopa, pero lo cierto es que es un “valor seguro”. Hay dietas donde hay debate sobre si son buenas, son peligrosas, etc. Sobre la dieta mediterránea hay toneladas de estudios (es la que tiene mayor respaldo científico) que sugieren que puede que no sea la dieta que te hace perder peso más rápido, pero desde luego es una dieta que actúa como tal y es muy segura, no te producirá efectos extraños.

Sin embargo, no hay mucha gente que sepa realmente en qué consiste esta dieta (la mayoría de españoles ya no la hacemos), asi que pongamos un ejemplo de cómo sería esta dieta:

  • Desayuno: Un café con leche, una rebanada de pan (si puede ser integral mejor) con aceite de oliva y un zumo natural.
  • Aperitivo: Una pieza de fruta. Yo recomiendo manzanas, que son baratas y llenan.
  • Comida: Lentejas con chorizo, zanahoria, cebolla, ajo y algo de patatas. Unas fresas con nata o un melocotón en almíbar.
  • Merienda: Queso fresco con miel.
  • Cena: Ensalada mixta, un pescado al horno con patatas (que no sean fritas) y un Yoghurt.

Dieta DASH:

La creó el Instituto Nacional de Salud Estadounidense para tratar a pacientes con hipertensión. También sirve para adelgazar, y tiene un buen estudio científico detrás.

Un ejemplo de esta dieta sería algo así:

  • Desayuno: Un sandwich integral de pavo y tomate, una naranja (la partes en porciones y se come fácil al desayuno), y un poco de té verde.
  • Aperitivo: Algo de Piña.
  • Comida: Lomo de cerdo asado con habas y arroz.
  • Merienda: Una o dos zanahorias.
  • Cena: Pasta con tomare natural y mejillones, y una gelatina que no tenga azúcar.

Más información sobre las dietas

Existen otras dietas, como puede ser la dieta de la Clínica Mayo, que también sirven, pero son bastante más complicadas de seguir, o son demasiado específicas para determinados problemas, con lo que pueden producir algunos desequilibrios. Tampoco te recomiendo meterte en comunidades de adelgazamiento, en especial las que buscan dietas cetogénicas, porque he visto auténticas barbaridades.

¡También te conviene hacer ejercicio!

Aunque el ejercicio no es tan determinante como la dieta a la hora de bajar de peso, te ayudará porque aumentará el gasto calórico que haces, contribuyendo a que sea más rápido. Además, no es sólo una cuestión de peso, sino también de salud. Este tema da para otro post, que escribí aquí.