Bioderma Hydrabio Sérum

Hola hola! Cómo va todo?

Hoy me apetece hablaros de un sérum que he probado hace poco de una marca que, si nos seguís un poco, sabréis que me tiene enamorada. Se trata del Hydrabio Sérum de Bioderma.

Bioderma es una marca conocida por el gran compromiso de sus productos. La marca no cree en los “arreglos temporales”, sino que busca con sus productos ofrecer soluciones definitivas que puedan resolver todos aquellos problemas de piel que podamos tener al mismo tiempo que también ofrece posibilidades para la prevención.

Entre mis favoritos se encuentra la archiconocida agua micelar Bioderma Sensibio H2O AR, que ahora ha sacado su versión para pieles con tendencia a las rojeces; por eso mismo no podía dejar pasar la oportunidad de probar este sérum, específico para pieles sensibles. Ofrece una amplitud de gamas para poder dar respuesta a las necesidades de cada piel.

Este producto pertenece a su gama Hydrabio, que cuenta con la patente  Aquagenium®, encargada de estimular las capacidades celulares de la piel y reactivar su proceso natural de hidratación. La deshidratación de la piel es consecuencia de la contaminación, estrés, clima y forma de alimentación que llevamos, por lo que nuestra piel reacciona sin saber generar ni retener el agua indispensable para lograr un equilibrio, por lo que la piel se dehidrata, provoca malestar, está más sensible, pierde luz y resplandor, se pone tirante, y, en definitiva, se ve apagada y fea, con esas arruguitas típicas de la deshidratación.

Hydrabio Sérum de Bioderma es un sérum específico para pieles sensibles y deshidratadas. Entre sus funciones se encuentran las de nutrir, hidratar y cuidar las pieles sensibles y con tendencia a las alergias. Se aplica por la noche después de limpiar la piel, sobre todo porque no tiene Factor de Protección Solar, y dejamos que haga su efecto mientras dormimos, pues no estamos expuestas a un exceso de agentes contaminadores y es cuando, en teoría, más relajadas estamos.

Su textura es acuosa, muy ligera y super fresca. Se absorbe al momento, no deja sensación pegajosa y aporta una sensación muy agradable. Esto se consigue a través de la estimulación de la síntesis de acuaporinas, que son los canales hídricos de la epidermis y los encargados de retener y equilibrar el agua en la piel. Además, es hipoalergénico, no comedogénico y su perfume no tiene alérgenos.

En cuanto al formato, es un packaging blanco y cómodo de usar gracias a su “pump”, del que sale la cantidad exacta para cada uso. Esta forma también lo convierte en un producto muy limpio de usar, que no se contamina con el aire. Trae la cantidad de 40 mL, suficientes para 4-5 meses de uso.

En fdefinitiva, es un sérum que me ha gustado mucho porque siento que mi piel queda hidratada y nada tirante. Me despierto con la piel suave y con luz. Sin duda, un producto con el que repetiré por su resultado y porque no es nada pesado a la cara, algo que sí le pasa a muchas cremas que ofrecen tanto.

Así como hydrabio trata pieles deshidratadas y sensibles, también hay otra gama que trata las pieles secas, muy secas, sensibles y atópicas, y es Atoderm. Esta gama aporta una solución diferente gracias a fórmulas dermopatentadas que permiten restaurar de manera biológica y duradera la película hidrolipídica de la fiel por falta de hidratación y lípidos.

Bioderma nos da soluciones según nuestro tipo de piel, por lo que, si tienes alguna carencia o quieres cuidarte más, no dudes en estudiar cada una de sus gamas, que seguro encuentras el producto a tu medida.

Nos vemos en la próxima!

Mua ♥